17 HÁBITOS SENCILLOS QUE TE HARÁN AHORRAR

Cuando hablamos de ahorro, hay personas que se confunden. Comprar algo que no necesitas muy rebajado, no es ahorro, es gasto.


Te propongo que anotes los gastos de todo un mes, y luego lo analices, para que sepas exactamente en qué te gastas el dinero y cuánto.

Te dejo algunos sencillos consejos que te será sencillo poner en práctica y te ayudarán a ahorrar más y a ser más consciente de los gastos reales que hacemos.



  1. Uno de los mejores trucos para ahorrar, es “traducir” el precio de cada cosa a horas de trabajo. Es decir: "comprarme una bicicleta nueva cuesta dos meses de trabajo en la oficina".
  1. Controla y ten consciencia de tu consumo de energía: No dejes electrodomésticos enchufados, y olvídate de los “stand by”.
  1. Realiza coladas más eficientes. No es lo mismo lavar ropa sucia que con manchas.
  1. Revisa tu armario cada vez que necesites comprar ropa. Sé racional y compra lo que necesites no lo que te guste. No necesitas tener un modelito para cada día del año. No te pones ni la mitad de las cosas que tienes y lo sabes. Un truco para ser más consciente de esto es colgar todo con las perchas hacia un lado, y cada vez que utilices alguna prenda, le das la vuelta a la percha. Al finalizar la temporada echa un vistazo a las perchas: toda la ropa que no te has puesto, es la que te sobra.
  1. No compres nada sin haber tirado algo. Sino terminarás llenando la casa de objetos que no sirven para nada.
  1. Dale una oportunidad a las compras y las ventas de segunda mano. A veces no merece la pena comprar algo nuevo, y algo usado nos va a hacer el mismo servicio. De igual manera, podrás sacar un dinero extra vendiendo todo lo que no usas.
  1. Comprar a granel hará que ahorres en envases plásticos y en dinero.
  1. Desayuna en casa, hacerlo de camino al trabajo o en él, es un gasto de unos 10-12 euros semanales. Piensa en lo que ahorras en un año.
  1. No malgastes tu tiempo. Inviértelo con cuidado y con cariño, tu tiempo es tuyo.
  1. Antes de comprar algo, revisa si está a la venta online, y si comprándolo a través de la web te hacen algún descuento. Este truco es bastante útil en muebles y objetos de decoración.
  1. Compra alimentación online. Es una buena opción para ahorrar tiempo y dinero, ya que suele haber promociones muy interesantes. Una vez que haces tu cesta de la compra habitual, la puedes guardar, e ir haciendo pequeñas modificaciones cada vez. Ahorrarás un montón de tiempo, el desplazamiento, y te lo llevan a casa.
  1. Desconéctate del teléfono móvil. No lo mires cada dos por tres, ni estés pendiente a no ser que estés esperando algo importante. Guárdalo y revisa las notificaciones sólo cuando lo vayas a usar.
  1. Evita los pagos aplazados a no ser que sea algo “inevitable” y no haya otra posibilidad. Si no puedes pagar algo en su totalidad, tal vez no debas comprarlo. Los pagos aplazados generan intereses que también deberás pagar. Puedes hacer el cálculo de cuánto cuesta eso que quieres comprar teniendo en cuenta los intereses, igual no te merece la pena, ¿no?
  1. Salda o reduce tus deudas. Por el mismo motivo que los pagos aplazados, los créditos, por pequeños que sean, generan intereses y la cantidad que debemos devolver siempre es mucho mayor.
  1. La vieja hucha. Siempre funciona, puedes ir metiendo pequeñas cantidades de dinero cada día, y sin darte cuenta al cabo del año habrás conseguido una importante suma de dinero.
  1. Suscripciones. Presta atención a todos esos sitios a los que estás suscrito o eres socio. ¿Podrías prescindir de alguno? ¿Qué utilidad tienen?
  1. Usa el transporte público y deja el coche en casa. Es más sostenible, en ocasiones más rápido, y además ahorrarás dinero. 


Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web: