5 FRASES QUE TUS CLIENTES ESTARÁN ENCANTADOS DE ESCUCHAR

Nuestra actitud con el cliente es fundamental a la hora de efectuar un servicio o venta. Debemos interactuar con buena voluntad, haciendo que perciba interés por ayudarle en lo que necesite.




Tus clientes se sentirán mejor atendidos, si usas estas diez frases con ellos:

  1. ¿En qué puedo ayudarte?

Nuestro trabajo y productos siempre van a ser objeto de ayuda, porque van a cumplir una necesidad. Debemos mostrar nuestro total interés por ayudarle en lo que necesite.

  1. No te preocupes, el producto o servicio estará a tiempo

Cumplir los plazos es una gran asignatura pendiente que tienen muchas empresas. Es mejor fijar unos plazos realistas desde el principio, que arriesgarnos a tener que retrasar el producto o el servicio porque no está a tiempo, sobre todo si no depende al 100% de nosotros.
El cliente agradecerá un adelanto en el plazo, en el caso de que nos sobre tiempo.

  1. No tenemos esos datos, pero los buscaremos y tendrá toda la información

A menudo nos preguntan información acerca de un producto, sus características materiales, su producción… etc que a lo mejor desconocemos. Imprescindible facilitar toda la información que nos soliciten.

  1. No tenemos ese producto o servicio, pero podemos adaptarlos y ofrecerle esto

Cuando no disponemos del servicio o producto que buscan, lo mejor es ser claros. Decir que no ofrecemos lo que pide, y darle diferentes alternativas similares. Esto hará que lo pueda valorar, y en el caso de no encontrar lo que busca, pueda elegir lo que le hemos ofrecido.

  1. Vamos a resolver este problema

Uno de los aspectos peor valorados por los consumidores, suelen ser los servicios post ventas, la asistencia de avería, el recambio de piezas, los arreglos y devoluciones. Debemos simplificar y ser resolutivos, pues estos aspectos son los que harán que nuestra empresa y valor corporativo gane confianza.



Estas son las cinco frases, pero ni que decir tiene, que las frases son sólo frases. De nada sirve repetirlas constantemente si no las vamos a cumplir. Nuestra relación con el cliente siempre debe ser honesta y debemos cumplir todas nuestras promesas. No vale, por tanto, sólo pronunciar las palabras mágicas. Deben hacerse realidad.


Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web:

CONVIERTE TU SUEÑO EN NEGOCIO: CREA TU PROPIA FÁBRICA DE SUEÑOS

¿Por qué no dedicarte a lo que más te gusta? ¿Por qué no emprender en lo que realmente quieres? 


La respuesta suele ser el miedo, miedo a arriesgar y perder, miedo a equivocarse y miedo a salir de la zona de confort.

La puesta en marcha de una empresa, tampoco es tarea fácil, y esto es algo que de entrada, puede asustar a mucha gente.

El primer paso es tener una idea, el segundo es elaborar un buen Plan de Empresa que contemple todos los riesgos y la viabilidad de nuestro negocio.

Negocio si, porque aunque es la actividad que más nos gusta hacer, y lo haríamos hasta gratis, nuestra empresa es un negocio. Y eso implica que debemos ganar dinero con ello. 

Todos los negocios tienen tres fases: la fase inicial en la que se desarrolla la idea, una segunda fase en la iniciamos nuestra empresa, y la tercera y última que es la fase de desarrollo, en la que nuestra empresa debe empezar a funcionar. El éxito o el fracaso de nuestra empresa dependerá de estos tres pasos.




Sacar adelante un negocio, muchas veces es una carrera de fondo. El dinero no debería ser una traba para poder desarrollar tu negocio, pero es cierto que las empresas en las que menos capital se invierte, por norma general son las que crecen más despacio y son en las que se invierte más tiempo: dinero versus tiempo. 

Por lo tanto, es muy importante mantenernos activos en el sector escogido y encontrar motivaciones que nos ayuden e impulsen a desarrollar nuestro negocio.


Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web:

¿POR QUÉ SE DISPARA EL CONSUMO Y LOS PRECIOS EN NAVIDAD?

Las Navidades son épocas de locura y consumismo extremo. Ciudades y hogares se llenan de luces y opulencia para celebrar estos días. 


El gasto energético en diciembre y enero se dispara un 30% respecto del resto del año. Si a esto añadimos que en invierno la factura de la luz se encarece. En noviembre de 2017, hemos pagado un 5,37% más que el año pasado.

El gasto de las familias se dispara y no sólo en energía, sino también en las casi obligatorias compras navideñas. En Navidad sabemos que muchos productos están más caros que el resto del año, pero como se nos ha vendido que hay que consumir, pues lo aceptamos y compramos a precios desorbitados.


Según un reciente estudio realizado por Cognodata Consulting, en el mes de diciembre, los días 23 y 30, víspera de Nochebuena y Nochevieja, es cuando se registran las mayores ventas en productos de consumo frescos y perecederos: sobre todo en carnicería, pescados y mariscos. Obvio.


Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web: