PLOGGING: LA NUEVA MODA QUE CUIDA EL MEDIO AMBIENTE

El Plogging es una nueva tendencia de practicar fitness (o cualquier otro deporte, pero sobre todo fitness) al aire libre.


La educación medioambiental y el amor y respeto a la naturaleza en los países nórdicos,  siempre ha destacado del resto. En este caso han sido los suecos los que han inventado esta nueva actividad. 

El Plogging consiste en salir a correr, llevando una bolsa con la que recoger toda la basura y deshechos que encontremos por el camino. De esta manera, promueven la actividad física de forma más completa (al tener que parar y agacharse) y cuidan el medio ambiente.

El término Plogging viene de la combinación de dos palabras:
  • Plocka upp: “recoger” en sueco
  • Jogging: “correr” en inglés
Últimamente las redes sociales muestran este tipo de actividad con el hastag #plogging, e incluso se han unido personas que practican otras disciplinas deportivas, no sólo el jogging.



Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web:

CÓMO ELEGIR UN BUEN CANGURO O UNA BUENA RESIDENCIA CANINA

Aunque cada vez hay más posibilidades de realizar actividades y viajar con nuestras mascotas, a veces, por diferentes motivos, no es posible que estos nos acompañen.

RESIDENCIAS CANINAS

Estas son las cosas en las que debemos fijarnos. Es muy importante ir a conocer el sitio, las instalaciones en las que le vamos a dejar:

  1. Permisos en regla: Tienen que tener un permiso municipal que reconozca que son residencias caninas.
  2. Dependencias: Fíjate en los boxes donde se va a alojar, si son exteriores o interiores. Deben ser individuales para cada perro, aunque pueden tener la opción de uno doble, por si tienes dos perros y quieres que estén juntos. El espacio mínimo aconsejable está en torno a los 15 m2 .  Deben tener calefacción, ventilación y luz natural.
  3. El entorno debe ser tranquilo y natural.
  4. Limpieza: Imprescindible que las instalaciones estén limpias y sean correctamente higienizadas a diario.
  5. Servicios que ofrece: los espacios de esparcimiento son muy importantes. Allí es donde van a jugar, se van a socializar y van a hacer sus necesidades. Es importante que tengan sombras, que el recinto esté debidamente vallado y que el espacio sea suficiente. Infórmate del procedimiento a la hora de juntar a los perros y si tienen vigilancia.
  6. Personal profesional: Imprescindible que tengan conocimientos de comportamiento canino y en el trato y cuidado de perros.
  7. Seguro: La residencia debe tener un seguro de accidentes. Si le pasa algo a algún perro, deben tener un seguro de responsabilidad civil y de emergencias veterinarias
  8. En el contrato que firmemos deben especificarse todos los detalles: duración de la estancia, paseos y actividades, responsabilidades, gastos…
  9. Entérate de cómo van a organizar las actividades diarias de tu perro. Horario de los paseos, y cómo y por dónde se hace. Tampoco está de más informarse por el protocolo que usan en caso de pelea y de perros “conflictivos” o poco socializados.
  10. Por último la más importante: el trato que dan a los animales, si se interesan y se preocupan por ellos. Si aman a los animales, o sólo parte de su negocio. Fíjate en la actitud de los perros que veas allí, ¿están contentos, nerviosos, tristes…?

 

CANGUROS CANINOS


Lo más importante es escoger la mejor opción para tu perro, y las residencias no siempre tienen porqué ser la mejor opción. Si tu perro es asustadizo, tiene ansiedad por separación, o no es muy sociable, puede que sea mejor encontrar un cuidador más especializado para él.

Es probable que tu perro no esté familiarizado con las jaulas, porque es un perro doméstico y acostumbrado desde pequeño a convivir en familia. En estos casos los canguros y cuidadores caninos funcionan muy bien.

El trato es más individualizado y mucho más familiar que en una residencia, sin embargo puede ser algo complicado encontrar una persona de confianza.

Suelen enviar fotos y videos a demanda, además tienen aplicaciones en las que puedes ver el recorrido que hacen en sus paseos.

Una de las ventajas de los canguros, es que los puedes buscar por zonas, y puedes filtrarlos según tus necesidades: piso, casa, jardín, más animales en la casa o no.

En la actualidad existen varias webs de cuidadores caninos como Dogbuddy o Gudog. En estas páginas, los clientes comentan su experiencia con el cuidador y le puntúan. Además tienen seguro de responsabilidad civil y de emergencias veterinarias.

Recomendaciones en ambos casos:


  • Llévale algún juguete y alguna manta que tenga vuestro olor.
  • Cuando te despidas de él, transmítele confianza. Si la estancia va a ser larga, procura que algún conocido le visite.
  • Debes llevar al perro sano y con la cartilla veterinaria y seguro al día.
  • Como propietarios de una mascota, debéis dejar siempre vuestra localización, y la del médico veterinario que le trate, en caso de emergencia médica.
  • Los perros necesitan familiarizarse con los sitios, las personas y los nuevos compañeros con los que van a convivir, por eso mismo, las presentaciones previas son muy buena idea.
  • Asegúrate de que tu perro no va a estar aislado. Los perros son animales sociales, y necesitan estar acompañados de otras personas o perros, aunque también necesitan un sitio tranquilo donde poder descansar.
  • Tanto el agua como la comida deben suministrarse de forma individual, y atendiendo a las necesidades de cada animal. Es conveniente que le lleves tú su comida habitual para no cambiarle bruscamente de dieta. Deben tener agua limpia siempre al alcance.
  • Informa de todos los cuidados o peculiaridades de tu perro. Háblales del carácter de tu mascota, sus costumbres, sus reacciones, lo que le gusta y lo que no. No es mala idea, llevarlo todo por escrito.
Es muy complicado y doloroso tener que dejar a tu mascota con otras personas, así que te recomiendo que si encuentras un sitio de confianza en el que tu perro está feliz, no lo cambies y llévale siempre al mismo. ¡Se sentirá como en casa!


Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web:

¿AHORRAMOS ALGO REALMENTE CON LOS CAMBIOS DE HORA?

Todo esto del cambio horario lo inventó Benjamin Franklin, ya que fue él quien propuso adaptar nuestra vida a las horas de luz para ahorrar energía. 


Después de la Segunda Guerra Mundial se dejó de cambiar las hora, hasta que en 1974 la Crisis del petróleo nos obligó  buscar métodos para incrementar el ahorro energético.
En la actualidad somos aproximadamente unos 70 países los que cambiamos la hora.

Así pues, la idea inicial era ahorrar. Está claro, lo que ocurre es que cuesta mucho encontrar datos fiables de estos ahorros.

Según el IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía), gracias al cambio horario, ahorramos un 5% de energía, unos 6€ por vivienda, aunque otras fuentes dan cifras bastante más bajas. Los estudios realizados no registran datos concluyentes.

El ahorro en las viviendas yo creo que es algo relativo. En mi opinión se gasta la misma energía que si no hiciéramos le cambio, ¿qué más da que tengamos una hora más de luz a las mañanas, si a la tarde vamos a tener una hora menos de luz?
Aunque creo que en cuanto a la iluminación urbana, de edificios públicos y de fábricas y centros de trabajo, el cambio horario puede ayudar a ahorrar algo.



El argumento principal de todos aquellos que están en contra del cambio horario son los efectos sobre la salud. Nos puede costar de media, entre dos días y una semana adaptar nuestro reloj biológico con el ritmo solar. El cambio de hora afecta nuestra salud, nuestro estado de ánimo y nuestro descanso.


A todo esto, tenemos que añadir el hecho de que España no tiene el horario que le correspondería por situación geográfica, ya que se rige por el horario de Berlín, en vez del de Greenwich como hace Portugal. En pleno franquismo, en 1942, España adoptó el horario de Berlín, y Alemania obligó a Francia, Reino Unido y Portugal a hacer lo mismo. Al finalizar la guerra, todos los países volvieron a adoptar los horarios que les correspondían excepto España.




Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web: