ACOSO COMERCIAL A DOMICILIO ¿QUÉ PODEMOS HACER PARA EVITARLO?

Cada día, a eso de las 16:20 horas, un comercial decide llamar a mi puerta. Y no para venderme nada, sino para “ayudarme” obteniendo rebajas y descuentos en las facturas de la luz, gas, y también de adsl.

La empresa es lo de menos, son de subcontratas “cárnicas”… y vienen en nombre de, imaginemos unos nombres ficticios, Euskalmier, Cagadrola, Gas Gutural, Unión Mierdosa… etc…
Curioso, porque un desconocido llama a tu puerta, te enseña una tarjeta durante un microsegundo, y con eso ya se siente con el derecho a pedirte tus datos personales, dni, facturas y número de cuenta. Si, si… el número de cuenta también.
Yo por supuesto, nunca les he dado nada de nada. Desconfío de los desconocidos que llaman a mi puerta diciendo que me van a “ayudar”, ¡qué cosas tengo!
¿Ayudar a qué? Si cuando he tenido algún problema con cualquiera de estas empresas, me ha costado sudor y lágrimas que me lo resuelvan… Bueno, pues ahora que no tengo ninguno, estas empresas se empeñan en “ayudarme”.

¿Hay algo que pueda hacer yo para que no vengan a tocar mi puerta todos los días?

Les he preguntado a los comerciales directamente, y me han dicho que no. 
Que no puedo hacer nada, que es lo que hay… que tienen varias campañas y que van a seguir viniendo.
¿Y yo me tengo que aguantar?
¿Por qué tengo que soportar que me acosen a domicilio?
¿Por qué? 
Porqué no sirve de nada que le pidas al comercial que te borre de su lista, como me han explicado. Dicen que hay más listas, y ellos no pueden borrar nada.
¿Y si llamo a la empresa y les pido que no vengan más? Pues  tampoco funciona, te atienden de pena y no te solucionan nada. Es una pérdida de tiempo.
¿Qué puedo hacer yo realmente? ¿Se puede denunciar?
Si, se puede denunciar, pero para eso tenemos que tener pruebas y bien clarito a qué empresa vamos a denunciar, porque que alguien llame a tu timbre en nombre de Cagadrola, no significa que trabaje ahí. 
Además he buscado y no tengo constancia de ningún caso ganado de un particular, contra una empresa por acoso comercial, y ha habido cientos y cientos de denuncias… que ahí se han quedado.
¿Y si me punto a una Lista Robinson? 
Pues ya estoy apuntada, pero puede que en este caso tampoco funcione, porque este tipo de campañas pueden no ser consideradas publicitarias. Además, hasta donde yo sé, las empresas no están obligadas a colaborar con estos listados, así que pueden hacer un poco lo que ya hacen: lo que les da la gana.
¿Y si les digo que gracias pero que no me interesa? 
Pues me temo que eso ya no es suficiente e insistirán, y seguro que vuelven otro día.
El respeto desaparece por parte de los comerciales cuando inician un acoso sistemático. La Real Academia de la Lengua Española, dice que el “acoso” se define como la persecución molesta de una persona. Pues eso es justo lo que están haciendo conmigo.
¿No hay ninguna ley que nos proteja? 
Según el artículo 30.4 de la Ley Orgánica de la Protección de Datos, tenemos derecho a oponernos, previa petición sin costes, al tratamiento de nuestros datos personales, y deberían darlos de baja cancelando todas nuestras informaciones.
En teoría, si lo pedimos, deberían dejarnos en paz, pero en la práctica no es así. 
Es complicado saber a quién te tienes que dirigir (el comercial no vale), y es más complicado todavía que te hagan caso. Se puede denunciar el acoso ante la AGPD y en las Oficinas de Atención al Consumidor Municipales. Se puede denunciar ante los Tribunales este tipo de prácticas molestas y desleales, aludiendo a una conducta desleal por parte de la empresa.
Respecto a las llamadas comerciales, se supone que existe una ley, que se llama Ley General de Telecomunicaciones, que recoge el derecho a negarnos a recibir llamadas telefónicas. 
Según esta ley, una vez que contestamos la primera llamada, deberíamos notificar que no queremos recibir más, y tendrían que cumplirlo. Así por las buenas. No lo he probado nunca, pero me cuesta creerlo.

¿Cuál ha sido mi solución final? 

Aprovechando mis habilidades como pintora, he realizado un cartel para colocar en la puerta del domicilio. 
Lo puedes descargar de forma gratuita desde mi página web en este enlace: STOPACOSO A DOMICILIO.
 A mí de momento me ha funcionado.

Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web: