8 TRUCOS DE DECORACIÓN PARA CREAR UN AMBIENTE MÁS TRANQUILO Y RELAJADO EN CASA

¿Has oído hablar de la psicología ambiental y te encanta, verdad? 

El ambiente influye en nuestro estado emocional. Quieres que tu casa sea tu santuario de paz y descanso, un espacio limpio que aporte tranquilidad. Sigue leyendo y te indicamos cómo conseguirlo.



  1. Luz natural
Una casa luminosa, llena de luz, es imprescindible. Para conseguir este efecto, te puedes ayudar de cortinas blancas y finas e incluso de espejos que reflejen la luz. Si tu casa no es muy luminosa o tiene pocos puntos de luz natural, puedes aumentar su efecto con luz suave de velas o lámparas auxiliares de pantallas que den luz cálida.



  1. Tonos claros y neutros
La tónica general del ambiente debe ser neutra. Colores agradables y cálidos que aporten luz y sensación de mayor amplitud. Los toques de color es preferible que sean en objetos “efímeros” o fácilmente sustituibles, como por ejemplo unas velas naranjas o unos cojines amarillos para el sofá.


  1. Suelos
 El suelo ideal es aquel que te anima a caminar descalzo. Puedes usar alfombras de texturas suaves, madera u otros materiales que aporten calidez.



  1. Orden
Que cada cosa esté en su sitio es fundamental para trasmitir sensación de tranquilidad y paz. Encuentra el sitio para poner cada cosa, y si alguna no lo tiene, guárdala o al menos que no esté a la vista. A veces compartimentar espacios puede ser de gran ayuda.


  1. Flores y plantas
Las plantas y las flores, aparte de dar el toque de color, aportan muchos más beneficios a nuestro hogar, oxigenan el ambiente y ayudan a regular la humedad. Hay muchas buenas razones para tener plantas.


  1. Aroma
El aroma de tu casa debe ser especial, suave y natural. Evita los ambientadores fuertes y elige mejor unas velas aromáticas o un tipo de ambientador que sea natural y preferiblemente ecológico. La elección del olor es muy personal pero funcionan mejor y son más relajantes los aromas naturales, de plantas aromáticas. Otra buena opción es tener la propia planta aromática en maceta, como lavanda, hierbabuena…


  1. Líneas definidas
Intenta que no queden huecos extraños entre los muebles, que no haya columnas y vigas en lugares extraños que partan el “ambiente”. Lo ideal sería espacios lisos con muebles que se adaptan perfectamente al espacio en el que están ubicados.


  1. Espacios libres

Busca la sencillez, coloca sólo los muebles de almacenaje necesarios, incluso algunos de ellos pueden ser invisibles: huecos bajo escaleras, canapé, bancos con almacenaje en su interior...  Ahorra en adornos innecesarios y no tengas miedo de dejar paredes desnudas y espacios libres. Ya lo sabes, espacios libres, sin recargar.

Más información:



Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web: