PROBLEMAS CON LAS EMPRESAS DE MENSAJERÍA

Es muy fácil comprar online, desde tu casa eliges el producto que necesitas y en pocos días te lo mandan ¿verdad? Hasta aquí todo bien. 

El problema suele llegar a la hora de recibir el paquete. Por mucho que tú puedas elegir un horario, o que les dejes tu número de teléfono para que te avisen la realidad es que recoger el paquete se puede convertir en una pesadilla.

Por los motivos que sean, las empresas de transporte no suelen ponérnoslo fácil y a nosotros con nuestros horarios de trabajo y demás nos resulta imposible quedarnos todo el día en casa esperando a que llegue el mensajero. Yo por este motivo he tenido que dejar de pedir material en muchas tiendas online: por el pésimo servicio posterior de entrega.
En mi página web, tengo una tienda online (podéis pinchar en e l enlace para verla) y todas estas cosa las tuve muy en cuenta a la hora de realizar los envíos con una empresa de mensajería. 
Podéis estar tranquilos, yo realizo los envíos certificados a través de Correos. Me ha parecido con diferencia la mejor opción y ahora os explico porqué.

POSIBLES PROBLEMAS

1.     Seguimiento: Se supone que puedes hacer seguimiento online de tu paquete, pero este enlace muchas veces no funciona, o lo que te pone está equivocado. No suele ser muy útil.
2.     Cuando dicen que han pasado y no estabas en casa. Casualidad ese día te has atrincherado y no has salido ni un minuto y sabes que no es cierto.
3.     Trato con el cliente: Si hay cualquier incidencia con tu paquete, sueles tener que llamar a un 902 que encima suele ser un contestador. Mal, muy mal.
4.     Horarios: No los respetan, a veces la hora a la que te dicen que van a pasar, otras veces ni siquiera respetan el día.
5.     Si no estás en casa: A veces te dejan una nota en la que no pone ninguna forma posible de contacto con ellos, y arréglatelas como puedas… otras veces no estás y deciden por las buenas dejarle tu paquete a un vecino. Mal, muy mal. Tu vecino no tiene porque hacerse responsable de coger nada tuyo, no tienen porqué molestarle y además a ti no tiene porqué parecerte buena idea que le den algo tuyo a otra persona sin tu consentimiento.

SOLUCIONES

1.     Puntos de recogida: Cada vez hay más. Consiste en que el mensajero deja en un establecimiento tu paquete y tú puedes pasar a recogerlo en horario comercial. Esta idea es genial, excepto si son paquete de mucho o tamaño muy grande.
2.     Correos: Para mí es una de las mejores opciones, que te lo envíen a través de Correos y puedas pasar a recogerlo a las oficinas en horario de apertura. Ojo, porque CORREOS EXPRESS no tiene nada que ver con Correos, funcionan como cualquier otra empresa de mensajería y si no estás en casa cuando no te van a dejar tu paquete en Correos.

3.     Poner como dirección de envío la del trabajo: puede ser buena opción, si lo van a enviar en horario en que está abierta la empresa y en el caso de que nuestro centro de trabajo nos permita recibir paquetes, ya que en muchas empresas no es posible o no está bien visto.
Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web: